10 cosas que debes saber sobre los inversores de red


ventajas inversores de red

Si no sabes cómo afrontar el pago de la factura eléctrica, si estás buscando una alternativa más económica y sostenible o si de lo contrario quieres experimentar y ver  las múltiples posibilidades que nos ofrece la energía solar; entonces debes conocer algunas cosas sobre los inversores de red. ¡Presta atención!

Mucho se ha hablado en los últimos años sobre el gran potencial energético que representan las energías renovables como la energía eólica, biomasa o solar. En concreto, el sol es una fuente pura de energía inagotable que favorecerá tanto nuestro ahorro como la sostenibilidad del medio ambiente. Con motivo de la crisis económica, cada vez son más las familias que se ven incapacitadas para hacer frente a las excesivas tarifas de las compañías eléctricas, las cuales siguen subiendo mes a mes. Por eso, antes de encender una vela, debes saber que el sol nos está ayudando con su luz y su calor. Y es que si de algo podemos presumir en España es de muchas horas de sol durante todo el año. Al igual que éstas favorecen al turismo, ¿por qué no contribuir también al ahorro? Para la generación y aprovechamiento de electricidad en nuestro hogar a partir de la energía solar nos hará falta una instalación fotovoltaica, que no debe ser excesivamente grande, y que además podremos compartir con otros vecinos para economizar gastos. Aunque al principio suponga una gran inversión, a la larga notaremos el ahorro. La clave está en los inversores de red.

Los panales  que conformarán nuestro sistema de generación solar fotovoltaica en red podrán ser de mayor o menor tamaño, aunque de ello dependerá el potencial energético. ¿Cuántos paneles son recomendables para conseguir una cantidad de electricidad óptima para nuestro domicilio? Bastará con la colocación de tres paneles de 70KW cada uno, contando además con un inversor de red que generará unos 500KW. De este modo, veremos cómo nuestros gastos eléctricos se reducen a final de mes en torno a un 80%. El inversor de red puede ser considerado el cerebro del sistema eléctrico, ya que será capaz de detectar los voltajes de conexión y desconexión, así como si los paneles están recibiendo la suficiente luz solar.

¿Cifras disparatadas? ¡Para nada. Es una realidad y te invitamos a que conozcas las claves de este peculiar invento llamado inversor de red, creado para hacernos la vida más fácil y económica!

  1. La colocación de las placas solares es importante. Es evidente que para poder aprovechar la fuente de energía solar, será necesario orientar nuestras placas hacia el sol, consiguiendo así almacenar la mayor cantidad de energía posible.
  2. Su instalación y mantenimiento son rentables. Se trata de sistemas de generación de energía muy simples que veremos cómo suponen un gran ahorro monetario en la economía familiar.¡
  3. Conexión con el inversor de red. Llegados a este punto, los paneles solares quedarán conectados con el inversor de red mediante un cableado que irá desde el tejado hasta la ubicación de éste. El sitio más recomendable para colocar nuestro inversor de red será en una zona protegida del hogar y próxima a un enchufe al que poder conectarse.
  4. Existen varios tipos de inversores, que a simple vista distinguiremos por colores y modelos. El inversor OFF-Grid (fuera de red), o también llamado de onda pura, es aquel que además de estar conectado a los paneles solares lo estará a un controlador y a una bancada de baterías. Es ideal para aquellas zonas más alejadas del radio urbano y donde no llega la corriente eléctrica. Por su parte, el inversor ON-Grid (en red) solo necesitará los paneles solares para funcionar. Mediante un cableado los paneles se conectarán al inversor y éste a su vez a un enchufe, consiguiendo así abastecer de electricidad a toda la casa. Se emplea en lugares donde tenemos acceso a la red eléctrica convencional.
  5. Su método de empleo es muy sencillo. Primero debemos conectar el cable positivo y luego el negativo desde el panel al inversor. De forma inmediata se encenderá la luz roja del inversor que determinará que está recibiendo energía directa del panel solar. Una vez se conecte al enchufe, la luz roja se apagará y se encenderá la luz verde, comenzando así a entrar corriente en el domicilio.
  6. El modelo variará su precio. El inversor OFF-Grid es muy eficiente en sus funciones, aunque resultará más caro que el inversor ON-Grid.
  7. Sostenibilidad. Como energía renovable, la energía solar nos permitirá eliminar las energías no renovables de nuestra vida, ahorrando electricidad y contribuyendo al desarrollo sostenible del planeta.
  8. Cooperación y solidaridad. Los inversores en red cuentan con un medidor. Éste poseerá una flecha que indica hacia dónde debe girar la rueda. Si la rueda gira hacia atrás significará que estamos generando más energía de la que estamos consumiendo. De ser así, ésta saldrá a la red y se distribuirá entre los hogares vecinos.
  9. El sector empresarial, el más arriesgado. Sin duda, en países de Estados Unidos y Europa son cada vez más los hogares que invierten en esta nueva producción energética, aunque todavía siguen siendo las grandes empresas las que más abogan por su instalación, tanto para ahorrar económicamente como para contribuir con la sostenibilidad del planeta y así dar una mejor imagen pública.
  10. ¿Qué falta? Falta inversión pública y privada en estas infraestructuras y falta personal cualificado para instalar estos sistemas que beneficiarán públicamente a toda la sociedad. Y es que las energías renovables, y en concreto la industria fotovoltaica, representan una oportunidad laboral por explotar.

Como han podido comprobar el ahorro de energía es posible y el sol nos ofrece la mejor opción para ello. Como recomendación, lo ideal sería colocar dos paneles de 100KW cada uno, obteniendo 200KW. Si por ejemplo tenemos ocho horas diarias de sol, significarán 1.600KW, es decir, más de un kilo de energía diario. ¿Acaso no merece la pena brindarles una oportunidad a los inversores de red y a las energías renovables?

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)