Archivo octubre, 2015

El Gobierno aprueba la regulación del autoconsumo eléctrico

logo_boe

Ministerio INDUSTRIA Gobierno de España Europa

 

 

 

 

  •  Se establece un marco que permita el desarrollo ordenado del autoconsumo, garantizando en todo momento la seguridad del sistema eléctrico.
  • El autoconsumo presenta importantes ventajas: permite la penetración de tecnologías que no emiten CO2 y reduce las pérdidas asociadas a tener que transportar la electricidad, al tratarse de una fuente de generación distribuida.
  • A medida que las tecnologías de generación, especialmente las renovables, vayan reduciendo sus costes, el Real Decreto
    permite su introducción progresiva haciendo que el autoconsumo sea cada vez más una parte esencial del sistema eléctrico.

09.10.15. El Consejo de Ministros aprobó hoy el Real Decreto que regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas para el suministro y la producción de electricidad con autoconsumo. El Real Decreto establece un marco normativo donde se garantiza la sostenibilidad económica del sistema y el reparto adecuado de las cargas del sistema.

El autoconsumidor o mejor dicho autogenerador es un consumidor que autogenera una parte de la propia energía que consume. El autoconsumo presenta importantes ventajas: empleo de energías renovables, ahorro en importaciones de petróleo, respeto al medio ambiente y reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.

En este Real Decreto se ordena por primera vez una actividad ligada al avance de la tecnología que, hoy en día, permite que los pequeños consumidores puedan decidir generar y consumir su propia electricidad y, además, utilizando energías renovables en vez de combustibles fósiles.

El autoconsumo no es, sin embargo, eficiencia energética, puesto que el consumo en su conjunto es el mismo; pero pasa a generarse de una forma más distribuida.




Reparto adecuado de las cargas del sistema.

La normativa establece que quienes producen y consumen su propia energía sin estar conectados a la red eléctrica no han de asumir ningún coste del sistema eléctrico, puesto que no lo utilizan.

Al estar conectado a la red, se tiene garantizado el suministro en todo momento, incluso cuando la energía autogenerada no sea suficiente, por ejemplo, cuando no haya sol o no sople el viento. Un autoconsumidor conectado al sistema eléctrico no pagará por la energía que autoproduce, ni tampoco por los impuestos asociados ni las pérdidas del sistema.

Sin embargo sí tendrá que contribuir a los costes generales del sistema:principalmente la solidaridad con los sistemas extrapeninsulares donde la generación es más cara, la deuda generada en el pasado, los incentivos a las renovables y los costes de respaldo.

En el supuesto de que los autoconsumidores no contribuyeran a estos costes del sistema, estos deberían repartirse entonces entre el resto de consumidores que no autoconsumen, elevando así su factura. Esta situación sería injusta, puesto que los costes generales del sistema nada tienen que ver con el hecho de que se esté autoconsumiendo o no. Y sería además regresiva puesto, que serían los consumidores más vulnerables los que tienen más dificultades en autoconsumir.

  1. A este principio de que todos los consumidores deben contribuir de igual manera a los costes generales del sistema, se establecen dos excepciones a las que se les exceptúa de dichos costes:
    Los consumidores en las islas, ya que el autoconsumo sí permite reducir el coste de generación en estos territorios suponiendo un ahorro para el conjunto de los consumidores.
  2. Los pequeños consumidores de potencia contratada hasta 10 kW.




Garantía de la seguridad del sistema eléctrico y de todos los consumidores.

Se crea un registro de las instalaciones de autoconsumo para que el operador del sistema y las compañías distribuidoras puedan conocer las instalaciones de generación que existen en sus redes y garantizar así la correcta operación del sistema eléctrico en condiciones de seguridad.

El Real Decreto contempla un plazo de seis meses para que los consumidores, instaladores, y demás agentes se adapten a esta norma.

 BOE 9 octubre 2015 (enlace permanente)

,

No hay Comentarios

9 de octubre, festividad en la Comunidad Valenciana / País Valencià

nou-octubre

Debido a la festividad del 9 de octubre, Techno Sun permanecerá cerrado este viernes. Dado que el 12 de octubre es festividad nacional, estaremos a su disposición a partir del martes 13 de octubre del 2015. Gracias por su comprensión, esperamos que disfruten de las festividades.

No hay Comentarios

Argentina, para 2017, el 8% de la generación eléctrica deberá ser de energías renovables

2097810h765Las energías renovables redefinen su horizonte en la Argentina. La semana pasada, después de varias idas y venidas, la Cámara de Diputados de la Nación sancionó una nueva ley que establece que en 2017 el país deberá contar con el 8% de su generación eléctrica a partir de electricidad generada por el viento, el sol o las pequeñas centrales hidroeléctricas, entre otras fuentes. La norma además impulsa a que en 2020 ese porcentaje suba al 20%. El desarrollo de este tipo de fuentes generación constituyen las medidas de mitigación de lucha contra el cambio climático más eficientes.
¿Es una meta ambiciosa o no? Depende de cómo se analice. Es ambiciosa en cuanto a que el crecimiento de proyectos energéticos renovables deberá ser importante . Al día de hoy apenas el 1% de la matriz de generación de energía es renovable, según el informe de Cammesa de 2014. Para los expertos puede evaluarse como poco ambicioso, según el potencial argentino.
El 87% de la generación eléctrica de Argentina se obtiene quemando combustibles fósiles. El resto lo completa la energía nuclear y la hidroeléctrica. La energía eólica hoy lidera la generación eléctrica renovable: Genneia tiene en Rawson, Chubut, el parque más grande: con 77 MW instalados, genera electricidad para 100.000 hogares. Le sigue en importancia el parque Arauco, en La Rioja; luego está Loma Blanca, también en Chubut, y otros emprendimientos más pequeños.
La energía fotovoltaica es otra de las tecnologías en desarrollo. Consiste en generar electricidad a partir de paneles que absorben la radiación solar y luego se transforma en energía. El parque más grande está en San Juan y le sigue uno en San Luis. La provincia de Buenos Aires cuenta también con un proyecto solar y otro eólico al tiempo que suma la generación con biocombustible a partir de aceite vegetal usado.
Nicolás Brown, ingeniero experto en tecnologías renovables indicó: “Va a ser un desafío la reglamentación e implementación de la ley porque implica crear un mercado de energía renovables prácticamente de cero, y un desafío también para la industria renovable y los grandes consumidores de energía en general”.
Otro punto central de la normativa lo constituye la obligación con penalidad a los grandes usuarios de energía eléctrica, en especial lo que tienen un consumo igual o superior a 300 kW (kilovatios) para el cumplimiento individual de la metas de consumo de energías renovables que fija la ley. Es que la norma obliga a esos consumidores a abastecer sus consumos eléctricos con generación que utilice fuentes de energía renovable.
Un punto que la ley sigue sin regular es la inyección individual de energía en el sistema eléctrico, como existe en otros países. Esto significa que el consumidor que genera energía puede autoabastecerse y además, inyectar en el sistema electricidad por la cual percibe un resarcimiento económico.
Este tipo de iniciativa es más común en la generación solar. Según el Instituto Nacional de Tecnología Industrial, en la Argentina son 74 los proveedores autorizados de equipos y servicios de energía solar en todo el país.
La energía solar puede utilizarse con dos tecnologías: la solar térmica y la solar fotovoltaica. La primera, en general, es mucho más accesible y rentable, ya que permite calentar el agua previamente a que pase al termotanque y, de este modo, evitar que éste trabaje. El ahorro en gas natural es casi inmediato. La solar fotovoltaica es un poco más costosa porque además necesita de un conversor y algunos equipos usan baterías para poder almacenar y equilibrar la energía que se genera.
“Para que una instalación para una casa tenga un efecto en la factura tenemos que hablar de unos 20.000 pesos. Mientras que los equipos de térmica arrancan en 4000 pesos. Dos personas pueden ahorrar hasta un 80% en la factura de gas”, indicó Rodrigo Herrera Vegas, de Sustentator, un emprendimiento que comercializa estos equipos.

No hay Comentarios