Albacete supera en un 121% de su consumo, la producción de energías renovables


albaceteAlbacete se ha colocado a la cabeza, tanto a nivel nacional como regional, en cuanto a la producción de energía limpia, procedentes de fuentes como la energía eólica o fotovoltaica, gracias a las condiciones privilegiadas con las que cuenta la región, con zonas de altura donde no falta el viento, además de 1800-2000 horas del sol al año. Esto es así hasta tal punto que la provincia produce un 121% de la energía que se consume.
Así lo explicó a EL DÍA el delegado de Industria, Energía y Medio Ambiente, Emilio Sáez, quien, tras hacer una radiografía de la situación de las renovables a nivel provincial, manifestó que “ahora mismo estamos en una etapa de tránsito”, debido a la falta de evacuación de energía procedente de las energías limpias, “consecuencia de unas redes de distribución cortas”, apostilló.
“Estamos trabajando con las distribuidoras para mejorar el sistema de las subestaciones”, apuntó Sáez. Esta declaración de intenciones se une al proyecto de implantación de una línea que atravesará la región de este a oeste, conectando Puertollano, en Ciudad Real, con la central estrella del Polígono de Romica en Albacete. “Cuando esta línea esté en marcha será suficiente para poder evacuar la producción de energía limpia”.

Datos
Castilla-La Mancha, con Albacete como buque insignia, es un ejemplo a seguir en cuanto a la implantación de energía renovables. En este sentido, en delegado de Energía subrayó que el 60% del consumo de energía a nivel regional proviene de las renovables, ya sea eólica, fotovoltaica, termosolar o biomasa. Así, si Castilla-La Mancha produce 11.450 gigavatios/hora al año, 6600 gigavatios/hora procede de la energía limpia.
En datos generales, Paula Fernández, consejera de Industria, Energía y Medio Ambiente, adelantaba en Bruselas, con motivo de los actos de celebración de la III Semana Europea de la Energía, destacó el papel esencial de Castilla-La Mancha en la producción de energías renovables, con un total de 5.000 mw instalados, que representa el 21% de la producción de la energía primaria en la región, “y el 60% del consumo eléctrico de la región”.
Recordar que Albacete produce el 121% de lo que se consume en la provincia. Así, tras tener cubiertas todas las necesidades de consumo de energía, el 21% restante se exporta dentro de la propia comunidad autónoma.

Energía fotovoltaica
En momentos de crisis cualquier solución es buena para intentar buscar un pequeño extra que ayude a respirar al bolsillo. Debido a los problemas que existen para poder implantar un huerto solar en suelo, diferentes inversores en energía fotovoltaica proponen una solución, instalar estos paneles en altura.
Así, podemos encontrar anuncios como Albasolar, quien alquila por una cuantía de 5.600 euros, techos, sobre todo industriales, con más de 1.500 metros cuadrados, una medida alabada por el delegado de Energía, ya que los polígonos industriales suelen ser los mayores consumidores de energía.
Fernando Martínez, gerente de Albasolar en Albacete, explicó a EL DÍA las ventajas de las placas fotovoltaicas sobre la energía eólica. A pesar de que la inversión es paralela, entre 80 y 100 millones de las antiguas pesetas para una producción de 100 megavatios, “los incentivos de producción son menores”, añadió. “La energía fotovoltaica se paga a 32 céntimos el kilovatio, mientras que la eólica se paga por debajo. Además, la comunidad cuenta con una radiación solar bastante elevada, entre 1800-200 horas de sol al año.
La amortización es otra variable a tener en cuenta según Martínez. En este sentido destacó que la inversión en materia fotovoltaica se amortiza a los 10 u 11 años, “y aunque la energía eólica también está asegurada se tarda un poco más en recuperar la inversión”.
En la actualidad, de los 2117 megavatios de energía que producen las renovables en la provincia, 311 proceden de la energía fotovoltaica, con una superficie total en toda la provincia de cerca de 1 hectáreas por cada 2 megavatios. Así, la zona centro y de La Manchuela son donde mayor cantidad de placas fotovoltaicas se concentran, y el los últimos tiempos se ha extendido a zonas como Hellín, Ayna y Tobarra.
Por último, Martínez afirma que en Castilla-La Mancha “se ha puesto demasiada energía fotovoltaica y eólica”, lo que deriva en problemas de evacuación de energía, cuyo principal problema es que no puede acumularse, por lo que se pierde.

Fuente:  El DIA de Albacete, Rebeca G. Salazar

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)