España, líder de fusiones y adquisiciones en energías renovables

fusiones_energias_renovablesLa crisis económica internacional tuvo un impacto negativo sobre el sector en todo el mundo, en el que el valor de sus fusiones y adquisiciones descendió un 14% hasta los 33.400 M$. En cuanto al número de operaciones, bajaron un 34%, pasando de 856 a 549 en 2009. Pese a la caída, el impacto de la crisis sobre el mercado de las energías renovables ha sido mucho menos acusado que, por ejemplo, en el segmento de las energías no renovables (electricidad y gas), cuyo valor se desplomó un 50%.
Los movimientos más significativos de empresas de energías renovables tuvieron lugar en el subsector de la energía hidroeléctrica que, junto a las operaciones diversificadas, representaron casi el 60% del valor total de operaciones europeas. La mitad de las diez principales operaciones del año pertenecieron a este subsector, y se extendieron por Europa, China y América del Norte y del Sur. Entre ellas, destacan la primera y tercera mayor operación: la compra de Three Gorges Industry por parte de China Yangtze Power por casi 5, 966 M$; y la adquisición de E.ON AG por parte de Verbund por casi 2.000 M$.
Por su parte, la solar y eólica (con la excepción de EEUU, cuyos incentivos fiscales mantuvieron una buena actividad) padecieron importantes descensos a causa de la crisis e inestabilidad financiera. Si excluimos las operaciones pertenecientes a energías hidroeléctricas, el valor de las fusiones y adquisiciones en renovables hubiera descendido un 36% hasta los 18.400 M$.
El informe destaca, como la segunda mayor transacción del año y la primera europea, la protagonizada por dos importantes compañías españolas del sector. Acciona adquirió los activos renovables – hidráulicos y eólicos- de Endesa por 3.685 M€. La operación se efectuó como consecuencia del acuerdo por la venta de la participación del 25, 01% del capital de Endesa a Enel por parte de Acciona.

Más operaciones en Europa
Europa continua concentrando el mayor número de operaciones del mercado, el 44% del total de transacciones del año anterior, frente al 38% de 2008. Por lo que se refiere al valor, en 2008, Europa concentró, aproximadamente, la mitad del valor total del mercado de las energías renovables; esta cifra, pese a ser la más alta de todas las regiones, se redujo al 38% debido, principalmente, a las operaciones de grandes centrales hidroeléctricas en China y Colombia. En el ranking europeo, España escala de la segunda a la primera posición y se sitúa como el principal mercado en Europa con un valor de 5.635 M$ (dos tercios de esta cifra pertenecen a una sola operación, la segunda mayor del año entre Acciona y Endesa). Le siguen Alemania, Noruega y Reino Unido, respectivamente.
Como en la edición del año anterior, el informe destaca que gran parte del dinamismo de la industria procede de compañías o factores externos al mercado de las renovables. Sin ir más lejos, algunas de las grandes operaciones europeas así lo demuestran: la compra por parte de Acciona de los activos renovables de Endesa o el impulso regulatorio en el caso de la de E.ON (la Comisión Europea le obligó a desinvertir un total de 5.000 MW en sus plantas eléctricas alemanas). Las compañías de capital riesgo mantienen su interés en las renovables en Europa aunque, durante el pasado año, solamente una pequeña proporción de dicho interés se tradujo en transacciones reales. La mayoría de inversores del sector del private equity prefieren esperar a que las condiciones del mercado sean más favorables. La principal transacción la protagonizó la firma británica HgCapital que, a través de una sociedad de inversión de EEUU, compró tres plantas solares fotovoltaicas en España por 390 M$.

Futuro del sector
El estudio dedica un capítulo al inmediato futuro del sector y anticipa que las empresas públicas, que han sido los mayores compradores de activos de energías renovables, se enfrentarán, desde el punto de vista de la inversión, al gran reto de la sustitución de infraestructuras obsoletas y su modernización a través de, por ejemplo, la introducción de las redes inteligentes (que permitirán una mejor gestión de las energías renovables). Esta sección también explica que los proyectos relacionados con la energía eólica se incrementarán de forma considerable. Este crecimiento ejercerá presión sobre la cadena de suministro y, a su vez, promocionará el interés en posibles transacciones.
Para Carlos Fernández Landa, socio del área de transacciones de PwC, “el desarrollo de las energías renovables es uno de los vectores de la política energética europea e internacional. España lleva tiempo jugando un papel muy importante en varias tecnologías como son la eólica y solar, no sólo en potencia instalada, sino también con el desarrollo de una industria de referencia a su alrededor. Desde el punto de vista de transacciones, muchos inversores de perfiles muy diferentes están muy atentos al sector y a toda la industria que le rodea. Todo hace indicar que seguirá habiendo movimiento este año ya que, por ejemplo, hay operadores que tienen encima de la mesa planes de salida a bolsa además de gran interés por parte de muchos inversores en seguir invirtiendo. Esperemos que la regulación siga apostando por el sector y adoptando las medidas necesarias que nos permitan seguir en la senda de desarrollo con todos los beneficios que ello implica”.

Fuente: Efe

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *