Iberdrola engaña en la distribución del peso de los impuestos en la factura


En el anuncio de Iberdrola dicen: solo el 38% de tu factura eléctrica tiene que ver con la energía y el resto son impuestos. Es su manera de lavarse las manos. Ya conocemos los cálculos de Iberdrola. Ahora contamos la verdad.

 

La última campaña propagandística de Iberdrola pretende explicar la factura de la luz al consumidor. Hacen sus propios números y les sale un resultado ideal para limitar su responsabilidad en las subidas de precios.

El informe sobre las tarifas de acceso para 2014 elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) nos ayuda a demostrar que para llegar a las conclusiones de Iberdrola hay que hacer trampas:

Trampa nº1: ese 38% es incorrecto

  • El 50, 5% de la factura está directamente relacionado con el coste de la energía. Esto es lo que señala la CNMC y no ese 38% que Iberdrola difunde.

¿Cómo llega Iberdrola a ese 38%? Descontando la parte de impuestos que les toca pagar por generar electricidad. Ya de paso, podrían descontar la Seguridad Social y el IRPF de sus empleados, los sueldos de sus Consejos de Administración…

Trampa nº2: ellos también reciben subvenciones

  • Iberdrola actúa como si el resto de la factura no fuese con ellos. En realidad tanto Iberdrola como el resto de las grandes eléctricasson receptoras de esos costes (moratoria nuclear, primas a las renovables, pagos por capacidad…).

La Unión Española Fotovoltaica hace sus números y le sale que el 55% del recibo de la luz acaba en el bolsillo de las grandes eléctricas.

Trampa nº3: Iberdrola es un 28% más cara

  • Los márgenes en la comercialización de electricidad son pequeños, pero las cifras de Iberdrola Generación sorprenden. Al retirar los costes regulados (peajes comunes a todas las compañias), se comprueba que en la parte de la factura que Iberdrola Generación decide hay un 28% de sobreprecio.

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)