Iberdrola envia una carta a productores de energia fotovoltaica

iberdrolaIberdrola Distribución Eléctrica ha enviado una carta a los productores fotovoltaicos en la que asegura que “ha podido comprobar ciertas anomalías que afectan a las instalaciones de generación fotovoltaica”. En esa comunicación, se señala como responsable de los problemas a “determinados modelos de inversores”, pero en ningún momento se cita cuáles son o quien los fabrica. ASIF ha calificado la carta de “exagerada y alarmante”.

Dos son las anomalías a las que se refiere. En primer lugar, asegura Iberdrola, se ha constatado que los sistemas de detección de funcionamiento en isla incorporados a los inversores fotovoltaicos no realizan correctamente su función en el momento de la desconexión de la red de distribución eléctrica. Este hecho implica, según la compañía, no tener certeza efectiva de la desconexión de las instalaciones cuando es preciso realizar trabajos de mantenimiento en la red de distribución, “poniendo en grave riesgo al personal de mantenimiento”.

Para solucionar este problema Iberdrola indica la necesidad de que los productores instalen en sus plantas un mecanismo de protección de desconexión automática con sistema de telecontrol. De esta manera, incorpora a su normativa interna unas exigencias que, además de caras, no exige la legislación técnica estatal impuesta por el Ministerio de Industria.

La segunda incidencia detectada por Iberdrola es que “se han producido daños, tanto a equipos de las propias instalaciones fotovoltaicas como en instalaciones de terceros conectadas a la red de distribución por sobretensiones coincidiendo en todas las ocasiones con la desconexión de una instalación fotovoltaica”. El origen de esos daños, asegura la eléctrica, está en determinados modelos de inversores que no identifica y de cuyos problemas ha informado a sus fabricantes.

Iberdrola requiere a los productores que se pongan en contacto con quienes les realizaron la instalación para averiguar si los inversores que tienen pueden provocar esos daños, “de los que serían responsables” ya que es obligación de los titulares adoptar las medidas necesarias para que sus instalaciones “no perturben el normal funcionamiento de la red de distribución eléctrica”.

Fuente

Carta Iberdrola

Share this post

Comments (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *