KYOCERA inicia su producción en la nueva planta de células solares

KYOCERA_inicia_su_produccion_en_la_nueva_planta9 de agosto de 2010 – Kyoto / Neuss – Kyocera Corporation dio a conocer hoy que empezará la producción en serie de células solares en la nueva planta de Yasu (prefectura de Shiga, Japón). La nueva planta, que fue terminada en marzo de este año y cuya línea de producción ya fue ensayada con éxito, es la planta de producción más grande de la empresa en el Japón. En ella se van a fabricar las células solares policristalinas de alta eficiencia de Kyocera.En los últimos años el mercado de la energía solar creció constantemente, y la demanda mundial sigue creciendo continuamente. En Japón, el mercado solar de operadores privados de plantas aumentó gracias a la reimplantación de las subvenciones estatales el año pasado, y a que el precio de compra de la electricidad solar sobrante se dobló. En los EE.UU., las subvenciones estatales y los programas Renewable Portfolio Standard (RPS) hacen aumentar la demanda, esperándose un crecimiento futuro del mercado.
En Alemania, el mercado creció mucho a pesar de que se redujo la tarifa de alimentación en julio. Francia e Italia son además dos nuevos mercados en crecimiento, y se espera que ayudarán a aumentar la demanda a escala mundial.
Para cubrir la creciente demanda global, Kyocera aumenta el volumen de producción en este ejercicio a 600 Megavatios, que es un aumento del 50 por ciento frente al ejercicio anterior. La empresa hace especial hincapié en la calidad del producto y trabaja en reducir los gastos de la energía solar mediante la mejora del nivel de eficiencia de las células y el aumento de la productividad.
El año 1982, Kyocera comercializó las primeras células solares policristalinas de silicio del mundo, que se producían mediante inyección. Desde entonces, que la empresa ha aumentado continuamente su nivel de eficiencia mediante la mejora tecnológica. Hoy, las células solares policristalinas de silicio son las que con más frecuencia se usan en el mundo. Ello se debe al equilibrio de características importantes, como los gastos de producción y el nivel de eficiencia.
Los módulos de Kyocera se utilizan en todo el mundo en plantas de los más variados tipos, empezando por grandes centrales, pasando por instalaciones públicas e industriales, hasta llegar a sistemas solares de edificios de viviendas.
En vistas a la expansión del mercado de la energía solar y mediante el desarrollo del sector comercial solar, Kyocera espera poder ayudar a evitar el calentamiento global.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *