La Junta suaviza las condiciones a la instalación de paneles solares

La medida afecta solo a pequeñas instalaciones situadas en tejados y cubiertas.

El promotor podrá presentar los avales tras registrarse en el Ministerio de Industria. El objetivo es simplificar el proceso y liberar puntos de conexión ocupados.

Las empresas, organizaciones o ciudadanos que quieran instalar placas fotovoltaicas en edificios de la región lo tendrá un poco más fácil a partir de ahora. La Junta de Extremadura ha decidido suprimir la exigencia de presentar avales previos a la inscripción en el Registro de Preasignación del Ministerio de Industria, una medida que, no obstante, solo afectará a aquellas instalaciones con una potencia igual o inferior a un megavatio.

Hasta ahora todas las plantas fotovoltaicas debían presentar un aval antes de entrar en el Registro de Preasignación, donde son inscritos los proyectos que pueden percibir ayuda pública para la producción de energía renovable. A partir de ahora este requisito no se aplicará a las instalaciones de baja potencia situadas en cubiertas de edificios. Sus promotores podrán acreditar la viabilidad financiera posteriormente, una vez obtenidos los derechos de acceso y la conexión a la red de distribución.

La medida, que ya ha sido aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta, persigue simplificar el procedimiento de instalación de este tipo de proyectos de generación eléctrica. Según explican desde el Gobierno regional, el objetivo es evitar que se mantengan puntos de conexión a las redes de distribución por parte de promotores que, reunidos los permisos y constatada la financiación, posteriormente no muestran voluntad de ejecutar las instalaciones. Hasta el momento esto ha provocado casos en los que los puntos de evacuación de electricidad, que son limitados y tienen una capacidad restringida, se veían ocupados por iniciativas que no se llevaban a cabo, impidiendo el desarrollo de otros proyectos.

Para la Junta, la medida aprobada es “importante”, dado el interés de las instalaciones fotovoltaicas en cubiertas (por ejemplo, en los tejados de naves industriales o grandes edificios públicos). “Tienen un mínimo impacto ambiental y su implantación debe facilitarse en la medida de los posible mediante la simplificación de los procedimientos de obtención de derechos y conexión a la red”, señalan desde la Administración autonómica, que insiste en la apuesta por el fomento de las energías renovables en la comunidad. Además se trata de una iniciativa incluida dentro del paquete de “demandas que venían realizando las asociaciones y empresarios del sector”.

Estas fuentes insisten en que el resto de instalaciones fotovoltaicas (las que superen el megavatio de potencia y no estén situadas en cubiertas) deberán seguir presentando los avales antes de solicitar su entrada en el registro de preasignación.

Fuente: El Periódico Extremadura

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *