Primeras mercancías tras terremoto Japón llegan a Valencia sin contaminación nuclear


HOLANDA - BARCO DE CARGA XIN LOS ANGELESValencia, 18 abr (EFE).- Los primeros contenedores de mercancías que fueron embarcados en Japón tras el terremoto del pasado 11 de marzo con destino a España han sido inspeccionados hoy por el servicio de aduanas del Puerto de Valencia, que no ha detectado ningún tipo de contaminación radiológica.

Según ha confirmado el experto en control radiológico de la Agencia Tributaria, Antonio Ortiz, las instalaciones del Puerto de Valencia recibieron el pasado viernes 18 contenedores procedentes de Japón, concretamente de los puertos de Nagoya y Yokohama, de los cuales ocho fueron embarcados tras el terremoto y posterior tsunami.

Estos contenedores, que han transportado neumáticos, componentes para vehículos, para aire acondicionado y otros productos industriales, han pasado por un escáner radiológico, al igual que el cien por cien de la mercancía de entrada o salida del puerto, sin provocar ninguna alarma.

“Todos los contenedores pasan por alguno de los cinco pórticos de control radiológico que existen a la entrada y la salida del puerto. El control es rápido, se hace a unos ocho kilómetros por hora, y permite detectar umbrales muy bajos de radiactividad, incluso la que desprenden productos naturales como los plátanos, los kiwis, la sal, el abono o algunos productos cerámicos”, ha apuntado Ortiz.

Si la radiación emitida genera un perfil homogéneo en las pantallas de control se comprueba en la documentación el tipo de carga y se permite su circulación, pero si hay algún “pico” anormal el contenedor pasa a un servicio de inspección manual.

“Tenemos un área preparada para el control más exhaustivo, medidores que nos indican si nos podemos acercar con seguridad y un instrumental específico de control que nos dice incluso el tipo de isótopo que emite la radiación”, ha señalado el subdirector de logística del departamento de aduanas de la Agencia Tributaria, Santiago Astudillo.

Cada trabajador de este departamento dispone además de un dosímetro que mide mensualmente los niveles de contaminación radiactiva a los que ha estado expuesto, similares a los que deben utilizar los trabajadores de las centrales nucleares o los servicios radiológicos de los hospitales.

“La dosis de contaminación al cabo del año es nula”, han relatado a Efe varios de estos empleados, “y no tenemos constancia de que ninguna mercancía haya originado una alarma peligrosa para las personas. Únicamente se detectó en Algeciras un equipo industrial que no fue declarado”.

Estos mecanismos de control radiológico son conocidos como “Megaport” y se instalaron en el Puerto de Valencia en septiembre de 2010, en Algeciras en 2006 y estarán plenamente operativos en Barcelona el próximo mes de julio.

Su instalación en los puertos europeos ha sido promovida por el gobierno de los Estados Unidos a raíz de los atentados terroristas de 2001, según las mismas fuentes.

Del total de las mercancías que llegan a los puertos españoles, más de catorce millones de contenedores, aproximadamente el 1, 5 % proviene de Japón, desde donde tardan en llegar unas tres semanas.

Fuente: EFEverde

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)