“Sistema de concursos” para la asignación de proyectos fotovoltaicos propuesto a industria por la AEF


sistema concursosLa Asociación Empresarial Fotovoltaica (AEF) ha informado de las propuestas que ha enviado al Ministerio de Industria sobre los cambios que a su juicio debería contener la nueva regulación que prepara el gobierno. Son sus aportaciones a la solicitud de colabo­ración que Miguel Sebastián hizo a las asociaciones empresariales en la reunión del pasado 6 de mayo.

El presidente de AEF, Juan Laso, ha explicado que han pedido a Industria que sustituya el sistema actual de cupos y asignación por antigüedad por un modelo de concursos para los nuevos proyectos. Se trataría de que el gobierno fije un precio máximo y que a partir de ahí los proyectos se seleccionen teniendo en cuenta el precio ofertado, la calidad del proyecto técnico, y la construcción, financiación y garantías. “Creemos” -ha asegurado Juan Laso- “que un sistema como éste, más flexible, que valora las condiciones tecnológicas y el coste del kilovatio hora, que apoya la eficiencia y prima la calidad y solidez de los proyectos, permitirá por la propia competitividad creada, un sustancial abaratamiento de las tarifas, lo que podría suponer un descenso superior al 25% sobre los precios actuales”.

La transición a este modelo, según AEF, debería hacerse de tal manera que se evitaran “paradas artificiales como la de 2009”, motivo por el que propone que se mantenga el sistema actual de asignación y cupos hasta la aplicación efectiva del nuevo.

En cuanto a las instalaciones fotovoltaicas sobre cubierta propone incentivar el autoconsumo. Y para llegar a él, estima necesario agilizar la concesión de puntos de conexión, las autorizaciones administrativas y el tiempo de las distribuidoras para conectar las instalaciones a la red. En opinión de AEF habría que permitir instalaciones en cubierta hasta los 10 MW de potencia y reducir el límite máximo de autoconsumo en función de limitaciones técnicas.

No al fraude y no a la retroactividad
AEF ha solicitado al gobierno “que se haga cumplir la normativa vigente, suspendiendo en su caso del pago de tarifa y cancelando la inscripción en el Registro Administrativo de Instalaciones de Producción en Régimen Especial (RAIPRE) de aquellas instalaciones que la hayan obtenido u operen irregularmente”. La Asociación Empresarial Fotovoltaica no ha cifrado, sin embargo, a cuánto podrían ascender esas presuntas irregularidades. Según las propuestas enviadas a Industria por ASIF y APPA, las otras dos patronales fotovoltaicas, se ahorrarían entre 500 y 800 millones de euros anuales si se corrigiera el cobro indebido de las plantas solares que se acogieron sin tener derecho a ello a las primas del RD 661/2007, sensiblemente más altas que las que se cobran desde la extinción de ese Real Decreto.
Ahorrar entre 4.000 y 5.000 millones de euros anuales
Esa es la cifra que según AEF podría ahorrar el gobierno “ajustando sobrecostes innecesarios o injustificados, e ineficiencias del sistema regulatorio eléctrico” que no son achacables a las energías renovables. “En su conjunto podrían suponer un ahorro aproximado de entre 4.000 y 5.000 millones de euros anuales, con lo que se neutralizaría, además, el incremento de coste del sistema que algunos achacan exclusivamente a las renovables”, ha asegurado Juan Laso.

El presidente de AEF se ha mostrado muy crítico con quienes repiten que no se pueden asumir los más de 6.000 millones de euros recibidos en primas por el régimen especial del sistema eléctrico en 2009. Laso ha recordado que de esa cantidad 1.114 millones de euros fueron a las plantas de cogeneración con gas, que están reguladas bajo el régimen especial, pero no son renovables. Y que, además, a las tarifas recibidas por las renovables habría que restarles los más de 2.000 millones de euros de ahorro directo que aportan al sistema eléctrico cada año. El precio medio del pool pasó de 66 a 30 euros el MW el año pasado por la mayor penetración renovable en el sistema.

“El problema no somos las renovables, sino saber por qué no se traslada al “recibo de la luz” el ahorro que las renovables ayudamos a conseguir en el precio del mercado mayorista de la electricidad”, ha asegurado el presidente de AEF. En cuanto al caso concreto de la fotovoltaica, si se mantiene el sistema eléctrico actual, la tarifa de equilibrio llegará en el 2011. Según los cálculos de la asociación, será entonces cuando la energía solar fotovoltaica tendría coste cero para los consumidores “por cuanto los ahorros generados al sistema eléctrico por la fotovoltaica equivaldrían a las primas a recibir”.

Fuente: Energias Renovables

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)