Resumen del nuevo regimen economico que regula la produccion de energia fotovoltaica

26 de septiembre de 2008, 15h31
Economía/Energía.- El Gobierno prima las instalaciones fotovoltaicas en tejados frente a las grandes plantas sobre suelo

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El nuevo régimen económico aprobado busca abaratar la electricidad, dar mayor seguridad a los promotores e impulsar la energía solar

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros aprobó hoy el nuevo régimen económico para las instalaciones de tecnología solar fotovoltaica que impulsa las instalaciones en los tejados frente a las grandes plantas sobre suelo “por sus mayores beneficios económicos y medioambientales”.

Así, el nuevo Real Decreto de retribución de la actividad de producción de energía eléctrica mediante tecnología solar fotovoltaica diferencia entre dos tipologías, suelo y techo (instaladas en edificios), y orienta la inversión privada hacia ésta última.

El Gobierno justifica esta decisión en los mayores beneficios económicos que aportan las instalaciones en edificios, en cuanto a la reducción de pérdidas en la red y la reducción de inversiones en infraestructuras, y en los beneficios medioambientales, derivados de la mejor utilización del suelo y la preservación de zonas con un potencial mayor de valor natural.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, explicó que la nueva norma es fruto “de un análisis detallado” y cuenta con el consenso del sector y de las comunidades autónomas.

Además, indicó que esta iniciativa incrementa la seguridad de los promotores y la flexibilidad y adaptación al mercado, y al mismo tiempo mantiene el vigor de la producción.

En este sentido, De la Vega subrayó que el avance en energías renovables en los últimos años “ha sido espectacular”, y “España es hoy uno de los países líderes en el mundo” en el uso de este tipo de energías.

“Hemos corrido mucho y ahora es necesario revisar los resultados y marcar nuevos regímenes de acuerdo con esos mismos resultados y con las previsiones que tenemos por delante”, declaró la vicepresidenta en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

En concreto, De la Vega detalló que el objetivo fijado para 2010 de alcanzar 371 MW fotovoltaicos fue conseguido en agosto de 2007, y se estima que la potencia instalada al final del año 2008 quintuplicará la potencia objetivo de 2010.

“Más energía solar es buena para nuestra economía y nuestro medio ambiente, y el Gobierno seguirá promoviéndola de manera decidida”, afirmó la vicepresidenta, quién indicó que el nuevo decreto permitirá alcanzar unos 3.000 MW en 2010 y alrededor de 10.000 MW en 2020.

NUEVA RETRIBUCIÓN.

La nueva retribución aprobada por el Gobierno es de 32 céntimos/MWh para las instalaciones de suelo y de 32 y 34 céntimos/MWh para las de techo (mayores y menores de 20kW, respectivamente). Además las instalaciones no podrán tener un tamaño superior a 10 MW en suelo y 2 MW en edificios.

El real decreto, que se aplicará a las instalaciones inscritas después del 29 de septiembre de 2008, establece un mecanismo de ‘pre-registro’, de forma que una vez realizados determinados trámites administrativos (autorización administrativa, conexión, etc.), los proyectos se inscriben en un registro, asignándoles en ese momento una tarifa regulada que percibirán una vez esté finalizada la instalación. El ‘pre-registro’ tendrá cuatro convocatorias anuales.

La tarifa regulada de cada convocatoria se calculará en función de la demanda que haya existido en la convocatoria anterior, con bajadas de la retribución si se cubre el cupo completo. Asimismo, podría elevarse la tarifa si en dos convocatorias consecutivas no se alcanza el 50% del cupo, mientras que las bajadas pueden ser de hasta el 10% anual.

Industria considera que este esquema retributivo beneficia a los consumidores, al establecer una retribución ajustada a la curva de aprendizaje de la tecnología, “lo que se traducirá en un abaratamiento del coste de la electricidad en relación al modelo vigente”, y también beneficia a los inversores, al aportar predictibilidad de las retribuciones futuras.

Los cupos iniciales serán de 400 MW/año (dos tercios para las instalaciones en edificación y el resto para el suelo). Con la finalidad de establecer un régimen transitorio para suavizar la inercia de la industria fotovoltaica actual, se establecen unos cupos extraordinarios adicionales de 100 MW y 60 MW para 2009 y 2010, respectivamente, en suelo. Las dos primeras convocatorias se resolverán en unos plazos muy reducidos: la primera, el 15 de diciembre de 2008.

Los cupos anuales se incrementarán en la misma tasa porcentual en que se reduzca la retribución en el mismo período, hasta un 10%. Se establecerán mediante Orden Ministerial los requisitos técnicos y de calidad de las instalaciones para contribuir a la seguridad del sistema.

El plazo de retribución para cada instalación es de 25 años, y la actualización anual de la retribución en función del IPC (noticias <http://es.finance.yahoo.com/q/h?s=^MXX> ) -0, 25 ó -0, 50, en ambos casos igual que en el anterior Real Decreto.

Leer más…